Descubre todas las noticias de la marca y el sector de la automoción

BLOG DE DACIA FINANCIACIÓN

¿Cómo puedo reducir las emisiones con mi coche de gasolina?

23 Marzo, 2021

Un coche a gasolina no es tan eficiente y sostenible como un híbrido o un eléctrico. Pero a pesar de ello, puedes hacer mucho por reducir las emisiones que genera su uso.

En la actualidad, la preocupación por las emisiones contaminantes de los coches es un tema de máxima prioridad.

El mercado sigue tendiendo a un crecimiento de los coches eléctricos e híbridos, como alternativas más ecológicas a los vehículos tradicionales con motores de gasolina o diésel.

Pero las opciones no terminan ahí. Aún teniendo un coche a gasolina es posible reducir las emisiones que genera, si sigues los consejos que te damos a continuación.

Utiliza combustible de la mejor calidad posible

Cuanto mayor calidad tenga el combustible que utilicemos con nuestro vehículo, menores emisiones contaminantes generaremos.

Por descontado, evita todo lo posible equivocarte de combustible. Además de provocar una avería en tu coche, podrías generar una contaminación notable nada más arrancar.

Cuida también la calidad del aceite

El aceite y, por extensión, todos los elementos externos que utilicemos para el rendimiento del vehículo, influyen en la contaminación generada.

En concreto el aceite de baja calidad puede generar problemas importantes en cuanto a emisiones.

De igual forma, revisa el filtro de aceite para confirmar que el sistema funciona siempre correctamente.

Cuida el estilo de conducción

Conducir de forma prudente es recomendable por muchos motivos, principalmente por tu propia seguridad y la de los demás.

Pero además, una conducción moderada puede ayudar a reducir las emisiones de tu coche de gasolina.

Las velocidades constantes garantizan una menor cantidad de emisiones contaminantes. Además, evitar los frenazos bruscos y los acelerones, también ayuda a una conducción más sostenible.

Vigila la presión de los neumáticos

Una mala presión de los neumáticos va a afectar a la cantidad de combustible necesaria para mover el vehículo.

Si gastamos combustible en exceso, también generaremos más emisiones contaminantes de las que en realidad deberíamos estar provocando con nuestro coche.

Otro truco que puedes aprovechar es reducir todo lo posible la carga del maletero. Cuanto más ligero esté el vehículo, los neumáticos necesitarán menos energía para moverse.

Climatización y ventanillas

No abuses de los sistemas de climatización. Es posible que no necesites conducir con tanto calor en el habitáculo o con el aire acondicionado siempre al máximo.

Tampoco es recomendable conducir con las ventanillas bajadas, ya que se genera una resistencia que obliga al coche a quemar más combustible.

Busca la relación óptima de temperatura, para una conducción cómoda, confortable y sostenible.

Aprovecha la mecánica actual

Consulta en tu taller oficial, todas las opciones que la mecánica actual te puede permitir, para reducir en la medida de lo posible las emisiones contaminantes de tu vehículo.

Algunas de las innovaciones más interesantes son las siguientes:

  • Válvulas de ventilación del depósito de combustible.

  • Filtros antipartículas permitidos.

  • Catalizadores de tubo de escape para evitar las emisiones más contaminantes.

  • Válvulas PCV de control de vapores por el uso de gasolina y aceite.

  • Sistemas de recirculación de los gases que emiten los coches a gasolina.