Descubre todas las noticias de la marca y el sector de la automoción

BLOG DE DACIA FINANCIACIÓN

¿Cuál es el consumo de un coche eléctrico?

05 Marzo, 2021

Los coches eléctricos miden el consumo en kWh/100 Km y puede ser algo confuso para los nuevos conductores, por eso vamos a detallarte qué significa esta relación.

Hoy en día todo el mundo identifica sin demasiados problemas si su coche tradicional consume poco o mucho.

A la hora de comprar un nuevo vehículo, este baremo se basa en la relación de kilómetros y litros. Según la cantidad de litros consumidos por cada 100 Km, se puede identificar si el coche consume mucho o poco.

El problema que se encuentra en los coches eléctricos es que no hablamos de litros/100 Km, sino de kWh/100 Km. El error recae en hacer una equivalencia.

Es decir que no es lo mismo 5 litros/100 Km que 5 kWh/100 Km. Por tanto, independientemente de lo que se considere eficiente con motores a gasolina, no podemos establecer una relación de equivalencia entre litros y kWh.

Consumo eficiente de un coche eléctrico

En la actualidad, la media de consumo de coches eléctricos es de 18 kWh/100 Km. Si el vehículo cuenta con esta relación de consumo, podemos decir que estamos ante un coche eléctrico eficiente dentro de lo general.

Los coches eléctricos más eficientes en el mercado ofrecen una relación de 14 - 15 kWh/100 Km. Los modelos que ofrezcan este ratio de consumo tienen una eficiencia superior a la media.

Por otro lado, hoy en día se considera que si un coche eléctrico exige un consumo de 20 kWh/100 Km o superior, tiene una eficiencia por debajo de la media.

Condiciones del consumo de coches eléctricos

Tanto en gasolina como en coches eléctricos, el ratio de consumo medio es solo una referencia, es decir que no siempre se va a consumir exactamente esa relación.

Hay condiciones que pueden afectar a este ratio de consumo y una de las más importantes es el asfalto sobre el que se circula.

Por lo general, los coches eléctricos son más eficientes en recorridos urbanos que en carretera, en lo que se refiere a consumo.

Este es un motivo por el que los primeros coches eléctricos se centraban por esto en circulación urbana.

En la actualidad, esta condición es cada vez menos influyente. El desarrollo de SUVs eléctricos empieza a consolidarse en el mercado y estos vehículos están cambiando la tendencia.

Un ejemplo es el nuevo modelo de Dacia Spring Eléctric, 100% eléctrico y con un diseño SUV de líneas compactas, que augura una máxima eficiencia tanto en ciudad como en carretera.

En coches eléctricos también influye en el consumo el uso de la calefacción, algo novedoso en comparación a los coches a gasolina.

Mientras estos últimos se basan en sistemas de combustión, con un motor que genera calor cuando está en marcha, esto no sucede con los coches eléctricos.

En estos modelos, no tenemos un motor, por lo que la calefacción se nutre de la función específica que requerimos a la batería del coche.

En un día en el que haga excesivo frío y tengamos que circular mucho tiempo con la calefacción en marcha, el consumo puede aumentar hasta en un 35%.

Obviamente, todos estos factores son cada vez menos influyentes, conforme los fabricantes desarrollan nuevos modelos de coches eléctricos, en los que la eficiencia de consumo va siendo mejor.