Descubre todas las noticias de la marca y el sector de la automoción

BLOG DE DACIA FINANCIACIÓN

¿Cuándo cambiar los rodamientos de mi coche?

16 Marzo, 2021

Los rodamientos de la rueda son componentes de larga duración, pero hay ocasiones en las que llega el momento de cambiarlos. Te contamos cuándo deberías hacerlo.

Los rodamientos de un coche son los elementos que conectan las ruedas con cada eje correspondiente.

Estos rodamientos pueden estar formados bien por bolas de acero, en cuyo caso se le conoce como cojinetes o, también, por rodillos, que son conocidos como rodamientos cónicos.

Un rodamiento en perfecto estado está preparado para soportar cargas radiales y axiales que se causan durante la conducción, al acelerar, al frenar, en el viraje, etc.

Si el rodamiento presenta un mal estado o avería, esta resistencia es menor y la seguridad del vehículo, de su conductor y del resto de ocupantes se ve comprometida.

¿Cuándo deben cambiarse los rodamientos de un coche?

Por norma general, los rodamientos de un coche es recomendable cambiarlos cuando se ha recorrido con ellos entre 136.000 y 160.000 Km.

Sin embargo, es preciso señalar que resulta imposible asociar una distancia concreta a la vida útil del rodamiento de una rueda.

Hay muchos condicionantes que podrían acelerar su degaste o preservar su buen estado, por lo que una revisión periódica es importante para descartar su sustitución.

¿Cómo saber si hay que cambiar los rodamientos del coche?

Cuando los rodamientos de rueda no se encuentran en buen estado, hay síntomas que nos pueden ayudar a identificar el problema.

Por ejemplo, si escuchamos un ruido durante la conducción, debemos saber si se asocia al rodamiento.

Si el ruido es como un zumbido y aparece al acelerar o girar, es probable que el rodamiento de rueda esté averiado o demasiado desgastado.

Si se escucha un chirrido constante y bastante alto cuando el coche se encuentra en marcha, es también probable que se trate del rodamiento.

Por último, si el ruido es más parecido a golpes y se escucha en cuanto la superficie deja de ser estable, también podríamos asociar este componente a su causa.

Cuando unos rodamientos están en mal estado, también se percibe excesiva holgura cuando tenemos que gestionar la dirección de la rueda.

Además, el volante puede vibrar excesivamente con un rodamiento que debe sustituirse, sobre todo al acelerar y al girar.

Ten en cuenta también que el rodamiento es un conjunto de elementos que dependen también de otros componentes para funcionar bien. Antes de asociar un problema a estas piezas, descarta que no estén siendo afectadas por otras averías.

¿Por qué los rodamientos del coche pueden fallar?

Además del desgaste lógico que puede producirse por conducir habitualmente el coche, los rodamientos pueden fallar por otros motivos:

  • Que estén instalados incorrectamente.

  • Que hayan sufrido un golpe por una carretera en mal estado o irregular.

  • Cuando los rodamientos son de baja calidad.

  • Cuando las condiciones de la conducción se agravan y se exige demasiado, por ejemplo al intentar conducir cuando en la superficie hay barro o demasiada agua.

  • Por incompatibilidad con otras piezas, en caso de realizar modificaciones en el vehículo.