Descubre todas las noticias de la marca y el sector de la automoción

BLOG DE DACIA FINANCIACIÓN

¿Cada cuánto cambiar los frenos del coche?

16 Diciembre, 2020

Los frenos del coche son considerados los elementos más importantes en términos de seguridad. Cambiarlos en el momento oportuno es imprescindible para mantener su eficiencia.

 

Casi la totalidad de conductores identifica el sistema de frenos del coche como el más importante, a la hora de hablar de seguridad durante la conducción.

Curiosamente, un amplio porcentaje también reconoce que no es fácil saber cuándo los frenos están fallando, ni mucho menos, cuándo es el momento idóneo para cambiarlos.

Por este motivo, vamos a explicar algunas de las situaciones que deben despertar tu alarma como conductor y plantearte una sustitución, reparación o, como mínimo, revisión de los frenos de tu coche.

 

La teoría de los 10.000 Km

 

Lamentablemente, no existe una cifra exacta que delimite cuándo hay que cambiar los frenos del coche.

Sin embargo, la experiencia y el conocimiento del sector, llevan a pensar a muchos profesionales que lo ideal es hacer el cambio cada 10.000 Km.

Esta afirmación, no obstante, tiene sus condicionantes. Por ejemplo, el tipo de conducción que realicemos con el vehículo. Si es más suave y tranquila, el sistema de frenos se mantendrá por más tiempo.

Por otro lado, también es preciso tener en cuenta que las pastillas de freno delanteras sufren un mayor desgaste que las traseras. De hecho y, aunque no sea lo más frecuente, se pueden llegar a desgastar más las pastillas de un lateral que de otro.

 

Aviso luminoso de los frenos

 

Gracias a los testigos luminosos que tenemos en nuestro panel de instrumentos del coche, podemos saber cuándo algunos componentes presentan fallos.

Si se enciende el testigo de los frenos, debemos llevar el coche al taller para conocer su situación. Es posible que haya llegado la hora de cambiarlos.

Otro testigo luminoso relacionado que puede encenderse es el del líquido de frenos. Aquí sabemos que debemos rellenarlo cuanto antes, pero también debemos ser precavidos, pues la falta de este líquido puede afectar a la efectividad del sistema.

 

Aumento en la distancia de frenado

 

Nadie conoce mejor tu coche que tú. Por ese motivo, es importante que te fijes en la respuesta de los frenos durante la conducción.

Si llega un momento en el que notas que la distancia de frenado está aumentando progresivamente, significa que es el momento de cambiar los frenos.

 

Frenos que chirrían

 

Quizás hayas escuchado en tu coche o en algunos cerca del tuyo, cómo los frenos provocan una especie de chirrido cuando son accionados.

Es un signo evidente de que las pastillas de freno están demasiado desgastadas, ya que los frenos están llegando a la parte metálica de su soporte.

 

Cambios al pisar el freno

 

El freno tiene un recorrido corto y con una resistencia que conocemos. Cualquier cambio es un signo que debemos atender.

Si el pedal del freno parece más esponjoso, podemos estar ante un problema con el líquido de frenos, fugas producidas en el circuito, aire dentro del mismo, etc.

Si el pedal está mucho más duro que de lo normal, puede significar que el sistema de servofreno está averiado y es necesario llevarlo a un taller para su revisión.