Descubre todas las noticias de la marca y el sector de la automoción

BLOG DE DACIA FINANCIACIÓN

¿Qué es el cambio de levas y cómo ayuda a la conducción?

03 Diciembre, 2021

En los coches automáticos el cambio de levas está cobrando protagonismo. Te contamos todo lo que necesitas saber sobre estos pulsadores cada vez más habituales.

La evolución de los coches automáticos sigue su característico ritmo. Cada vez encontramos nuevos accesorios con los que mejorar la eficiencia en la conducción de estos coches.

Uno de los elementos que parece estar consolidándose cada vez con más fuerza es el cambio de levas. En este artículo te contamos en qué consiste y cómo puede beneficiarte.

¿Qué es el cambio de levas?

El cambio de levas es un mecanismo de cambio de marcha que podemos accionar con unos pulsadores ubicados en el volante o en la parte trasera.

Su uso es bastante sencillo. El conductor debe colocar el cambio automático en la posición "D" (o la equivalente en su modelo de coche) y ya podrá controlar las marchas disponibles.

Aunque no hay una normativa oficial, lo general es que la leva de la zona izquierda sirva para bajar de marcha y la leva de la zona derecha sirva para aumentar de marcha.

¿Dónde se ubica el cambio de levas?

Uno de los aspectos más debatidos sobre el cambio de levas es su ubicación, dado que hay diferentes posturas respecto a ello.

Por un lado están quienes consideran que la mejor ubicación del cambio de levas es en los radios del volante como hacen algunos fabricantes.

En estos casos, el cambio de levas es pequeño, no afecta a la conducción y gira con el volante. Esto aporta comodidad al conductor a la hora de cambiar de marcha.

Sin embargo, también se considera que esta ubicación no es la más recomendable, porque en un giro que sea complicado, perdemos la referencia de dónde está el cambio de levas.

Por otro lado, tenemos fabricantes que prefieren colocar este tipo de cambio de marchas en la parte de la dirección, es decir, de forma fija.

El problema con esta ubicación es que en determinadas maniobras tendríamos que soltar el volante para hacer el cambio de marcha.

¿Cómo ayuda a la conducción el cambio de levas?

Independientemente del debate de su ubicación, lo cierto es que el cambio de levas aporta bastantes beneficios a la conducción.

En primer lugar, aumenta el rendimiento a la hora de conducir. No es una casualidad que el automovilismo deportivo haya escogido este tipo de cambio de marchas desde hace años.

También se considera que mejora la sensación de conducción, al volver a dar al conductor cierta conexión con el cambio manual de las marchas, que a veces se echa en falta en los coches automáticos por algunas personas.

A todo ello debemos sumar la excelente vinculación que se ha logrado entre el cambio de levas y el sistema de conducción con cambio automático.

Los modelos actuales son capaces de identificar cuándo el conductor no está usando el cambio de levas. Ya sea porque pasa mucho tiempo sin usarlas o porque se debería cambiar una marcha y el conductor no lo hace, el vehículo recupera el control sobre las marchas.