Descubre todas las noticias de la marca y el sector de la automoción

BLOG DE DACIA FINANCIACIÓN

¿Cómo cambiar el aceite del coche?

09 Julio, 2020

Cambiar el aceite de coche es una acción imprescindible en el mantenimiento de nuestro coche. Te explicamos cuándo y cómo debes hacerlo.

 

El cambio de aceite del coche es uno de los elementos más importantes en el mantenimiento del vehículo. Sin embargo, con el paso de los años, cada vez es una tarea menos habitual por parte de los conductores, ya que suelen relegarlo a servicios profesionales.

No obstante, en este artículo te explicamos cómo rellenar el depósito del coche, pues es una acción sencilla que, además, puede ayudarte a mantener este elemento de tu vehículo en perfectas condiciones.

 

¿Cada cuánto hay que cambiar el aceite del coche?

 

Por lo general, se recomienda cambiar el aceite del coche cada 10.000 o 15.000 Km. Como mínimo, al menos una vez al año.

Como este es el período (y en buena medida también el kilometraje) con el que se deben hacer revisiones del coche, es en ellas donde se solicita el servicio de cambio de aceite.

 

Sin embargo, lo ideal es revisar el aceite del vehículo al menos una vez al mes. Probablemente se mantenga en buenos niveles cuando lo revises, pero así identificas cualquier posible fuga que se esté produciendo.

 

Pasos para cambiar el aceite del coche

 

A continuación te explicamos, paso a paso, cómo cambiar fácilmente el aceite de tu coche.

 

En primer lugar, debes garantizar dos aspectos importantes. Uno es que el coche esté en un emplazamiento lo más plano posible, para que no haya ningún error en la medición.

 

El segundo aspecto a tener en cuenta es que el motor debe estar frío, para que los valores ofrecidos en tu medición sean correctos.

 

Por estos motivos, mucha gente decide revisar el cambio de aceite en el lugar de aparcamiento, ya que garantizan que el motor está frío y normalmente tenemos el coche en un suelo sin pendiente.

A continuación abre el capó del coche y asegura la sujeción. Localiza el depósito del aceite y la varilla de medición.

 

La varilla debe estar limpia, por lo que utiliza algún trapo para garantizar que vas a introducirla en el depósito sin ningún elemento externo pegado.

 

Ahora debes introducir la varilla hasta el fondo y extraerla, para comprobar a qué nivel está el aceite. La varilla cuenta con dos marcas, una que indica el máximo recomendado y otra que advierte del mínimo al que debe llegar.

 

Si consideras necesario rellenar el depósito de aceite, simplemente tienes que volcar la cantidad que estimes oportuna. Luego realiza de nuevo la medición para comprobar que está a un nivel óptimo.

Es muy importante que escojas un aceite con las mismas características que el fabricante recomienda para el modelo de tu vehículo y que, además, sea el mismo que se está utilizando en ese momento.

 

En general, la revisión que realices mensualmente del aceite del coche no presentará grandes cambios. Si notas que, una vez lo has rellenado, al poco tiempo su nivel desciende en exceso, contacta con tu taller, para identificar el problema que causa esta pérdida.