Descubre todas las noticias de la marca y el sector de la automoción

BLOG DE DACIA FINANCIACIÓN

Cómo dar de baja un vehículo y otras opciones que tenemos si es nuevo

17 Julio, 2020

Te explicamos el proceso que debes seguir para dar de baja un vehículo y, si es un coche nuevo, también tienes otras opciones para desprenderte de él.

 

Dar de baja un coche es un proceso legal obligatorio siempre que se desee retirar un vehículo de la circulación.

 

Pese a ser algo que tantos conductores tienen que afrontar en algún momento (o varios) de su vida, lo cierto es que hay mucho desconocimiento sobre el proceso a seguir. Por ese motivo, te contamos a continuación todo lo relativo a qué tienes que hacer para dar de baja tu coche.

 

Documentación para dar de baja un vehículo

 

Para la mayoría de coches, la documentación que debemos entregar en un Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos se limita al permiso de circulación y la tarjeta de ITV.

 

Una vez entregada toda esta documentación, la empresa responsable va a entregarnos un certificado de destrucción y un justificante de la baja definitiva.

 

Es importante guardar todo ello, porque servirá como verificación en cualquier momento futuro de que has tramitado la baja del vehículo correctamente.

 

Baja temporal de un coche

 

Como alternativa a la baja definitiva, podemos escoger una baja temporal del coche, que consiste en una baja administrativa con carácter revocable. Esta opción normalmente se escoge cuando el coche no va a estar en circulación durante un tiempo indeterminado.

 

La baja temporal de un coche se solicita en una oficina de la Dirección General de Tráfico (DGT), donde debemos pedir una instancia para la baja temporal.

 

Con nuestro DNI, el permiso de circulación y la tarjeta de ITV podemos solicitar este trámite, que va a costarnos 8,10 euros, salvo que la solicitud de baja temporal se deba a un robo. Si es así, con presentar la denuncia no se nos cobrará nada por el trámite.

 

Dar de baja un coche nuevo

 

En la práctica, podemos dar de baja cualquier vehículo, incluso un coche nuevo. Sin embargo, hay otras opciones que nos van a ofrecer mayor rentabilidad.

 

En primer lugar, debemos tener en cuenta que un coche nuevo con defectos de fábrica está en garantía. La ley nos otorga 2 años de cobertura por cualquier vehículo nuevo que compremos. Por tanto, si detectamos averías o fallos graves en su mecánica/electrónica debemos tratar con el concesionario que nos lo vendió estos problemas.

 

Siempre existe la posibilidad de que el nuevo coche no alcance las expectativas que teníamos con él, sin que por ello signifique que funcione mal. En estos casos es mejor venderlo, para lo que entonces tendremos que realizar un cambio de titularidad.

 

Esta situación tiene una peculiaridad con respecto a los coches dados de baja. Si anteriormente procediste a una baja temporal, deberás ahora solicitar el alta de nuevo, porque si no la operación de compraventa no se puede realizar.

 

Por último, tenemos la opción de vender el coche a un concesionario, sobre todo si el objetivo es en realidad comprar uno diferente de la marca. El concesionario nos ofrecerá entonces condiciones beneficiosas, que nos ayudarán a adquirir un nuevo vehículo a mejor precio.