¿Cómo funcionan las marchas de un coche automático?

20 Octubre, 2020

Los conductores que todavía no han probado un coche automático, desconocen en gran parte cómo funcionan sus "marchas". Te explicamos los conceptos más importantes.

 

El coche automático sigue ganando adeptos. Muchos conductores que prueban este tipo de conducción, aseguran que no quieren volver a conducir de forma tradicional con marchas.

 

Todo depende un poco de los gustos y preferencias de cada conductor, aunque en la práctica, está demostrado que un vehículo automático consigue rentabilizar mejor todos sus componentes, desde el motor hasta el uso de combustible.

 

En cualquier caso, lo importante es tener la información adecuada para saber cómo conducir un coche con marchas, por si nos tenemos que ver en esa situación.

 

En este artículo te explicamos cómo funcionan las marchas y qué relación tienen con la conducción de coches automáticos, como el encendido o el uso de los pedales.

 

Marchas existentes en un coche automático

 

En realidad, un coche automático no tiene marchas, pero sí una caja de cambios que, aunque no puede compararse a las mismas necesidades que la de los coches tradicionales, sí que requerirá nuestra intervención durante la conducción.

 

Los coches automáticos pueden ofrecer esta caja de cambios de formas muy distintas, pero en la mayoría de modelos tenemos 4 funciones, identificadas como PRND. Cada sigla corresponde a una de las funciones existentes.

 

P (Parking): La posición de Parking es aquella en la que tiene que estar el coche automático cuando se encuentra estacionado.

 

R (Reverse): A la hora de dar marcha atrás, tendremos que seleccionar la función Reverse, para poder realizar el movimiento correspondiente.

 

N (Neutral): En la práctica, podemos equiparar la función Neutral al punto muerto que tenemos en los coches tradicionales con una caja de cambios manual.

 

D (Drive): En los coches automáticos la función Drive es la más utilizada. Se usa para indicar que el coche está listo para conducir.

 

Los pedales en los coches automáticos

 

En un coche tradicional, contamos con pedales de freno, acelerador y cambio de marchas. Al no existir marchas, el coche automático prescinde de este último.

 

De esta forma solo tenemos pedal de aceleración y pedal de freno. Quienes ya tienen experiencia en este tipo de conducción, recomiendan utilizar solo el pie derecho, dado que permite una comodidad y rapidez mayor que incluso con los dos pies.

 

Encendido del coche automático

 

También es diferente la forma de encender un coche automático de un coche tradicional.

 

En este último caso, tenemos girar la llave o apretar el botón de contacto y, en muchos modelos actuales, tener pisado el pedal de embrague.

 

El encendido de un coche automático sigue un proceso bastante diferente, por lo que es probable que sea el primer reto que debas superar, para comenzar a dominar la conducción de este tipo de vehículos.

 

En primer lugar, hay que quitar el freno de estacionamiento, en el caso de que estuviera puesto.

 

Luego debemos pisar el pedal del freno y encender el coche automático, con el botón o la llave que corresponda a ese modelo.

 

Sin soltar el pie del freno, seleccionamos la función de conducción que queremos. Por ejemplo, podemos elegir D de Drive. Luego vamos soltando el freno y el coche comenzará a moverse.