¿Es mejor financiar en concesionario o banco?

26 Noviembre, 2020

A la hora de financiar un nuevo coche, hay dos opciones principales: elegir la financiación en concesionario o financiación en una entidad bancaria. Te contamos sus principales diferencias.

 

Comprar un nuevo vehículo es una inversión importante. En muchos casos, contar con todo el dinero necesario para una compra directa no es algo asumible. Por tanto, la financiación es imprescindible para realizar la compra.

 

Entre las dos opciones más escogidas, el concesionario y el banco son los principales responsables de esta financiación. Ambos presentan importantes diferencias, que hace difícil identificar cuál es mejor de los dos.

 

Los descuentos de los concesionarios que marcan la diferencia

 

Los concesionarios tienen un As que siempre aprovechan a la hora de ganar un cliente y es el de los descuentos.

 

Dependiendo de las características del vehículo y del propio cliente, los concesionarios pueden llegar a ofrecer rebajas de miles de euros, que constituyen un gran atractivo para cualquier comprador.

 

La condición para aprovechar estas ofertas es, obviamente, realizar la financiación a través del concesionario. Si no, el cliente no podrá contar con esa rebaja en el precio final del vehículo y el préstamo tendrá que ser mayor.

 

La clave está en el TAE exigido por cada parte

 

La diferencia más importante suele estar en el TAE, la Tasa Anual Equivalente. Al incluir comisiones e intereses, en los concesionarios al final la cifra del préstamo suele ser más alta que en un banco.

 

Incluso a pesar de un importante descuento, cuando calculamos el TAE podemos encontrarnos que el precio final es mayor, que si escogemos una financiación del precio del vehículo sin ofertas.

 

En algunos casos esta diferencia puede ir desde el 10% hasta el 7%, de un concesionario a un banco, respectivamente.

 

Los expertos recomiendan un análisis de todos los elementos de un préstamo. A veces, incluso con un TAE más alto, la oferta del concesionario consigue un precio final inferior que el obtenido con la financiación de un banco.

 

Facilidad de concesión en cada sitio

 

Otro aspecto importante es dónde se obtiene la financiación con mayor facilidad. De forma general, un concesionario va a ofrecer con menos requisitos su financiación, que una entidad bancaria.

 

Esto es una ventaja potencial para cualquier comprador, pero también hay que tener en cuenta aquí las condiciones que un banco puede ofrecer.

 

En aquella entidad en la que contemos con otros servicios, como nómina domiciliada o seguros vinculados, es posible que tengamos más facilidad para conseguir la financiación, sobre todo en casos en los que se precisa un profundo análisis.

 

Por tanto, se debe valorar la situación particular y las ofertas y descuentos correspondientes, para poder identificar dónde se obtiene la mejor financiación posible.

 

Los servicios de financiación adicionales

 

La ventaja práctica que están consiguiendo los concesionarios últimamente, radica en los servicios de financiación adicionales.

 

Hoy en día, un concesionario o la financiera de la marca, cuenta con distintas opciones de financiación, que se ajustan de forma más precisa a las necesidades de cada conductor.

 

Por ejemplo, están las opciones de renting, de leasing, así como créditos, que se ofrecen desde estas financieras y que un banco no va a poder ofrecer. Una alternativa a la financiación tradicional, con servicios y condiciones que ofrecen muchas ventajas.