Mantenimiento coche eléctrico vs gasolina

03 Julio, 2020

El coche eléctrico y el coche de gasolina difieren en muchas cosas y el mantenimiento es una de las más importantes. Te detallamos por qué son tan distintos.

 

La elección entre un coche de gasolina o un coche eléctrico depende de muchos factores. Todos hay que tenerlos en cuenta, incluso el mantenimiento que requiere cada uno de ellos.

 

Sin embargo, mucha gente desconoce la gran diferencia que hay entre un tipo de vehículo y otro, en tema de revisión y reparación de piezas y componentes.

 

¿Qué mantenimiento es más caro, coche eléctrico o de gasolina?

 

Se realizan muchos estudios en relación al coste del mantenimiento de coches eléctricos y de gasolina, con el fin de llegar a establecer una comparativa fiable.

 

Hay tantos elementos a tener en cuenta, tantas variables, que es imposible fijar una cifra determinada que nos diga cuánto más cuesta un mantenimiento u otro.

 

No obstante, los estudios que se realizan sí coinciden más o menos en estimaciones. El mantenimiento de un coche eléctrico es aproximadamente entre un 40% y un 55% más económico que el de un coche a gasolina.

 

El mantenimiento del coche de gasolina vs. la sencillez del coche eléctrico

 

Hay un dato mucho más exacto que explica esta situación. Un coche eléctrico tiene un 60% menos de piezas que un coche de gasolina. Si estas piezas no están montadas, no hay que preocuparse por su mantenimiento, por su revisión, por posibles averías.

 

Algunas de estas piezas, de hecho, son determinantes en la diferencia entre ambos tipos de coche en lo que a mantenimiento se refiere. Por ejemplo todas las relacionadas con los sistemas y subsistemas que entran en juego en la dinámica del motor. Desde el encendido hasta la alimentación, la culata, la refrigeración, el escape, el sistema de engrase, etc.

 

El motor eléctrico apenas cuenta con rotor, estátor, soporte y cojinetes, junto a tapas para cerrar el sistema.

 

El desgaste de las piezas

 

Además de la sencillez, también se beneficia el coche eléctrico de un menor desgaste. Tanto por rendimiento como por mecánica.

 

Por ejemplo, mientras un coche a gasolina ve cómo se desgasta su líquido de frenos, sus pastillas y sus discos, el coche eléctrico tiene que revisar el líquido de frenos, pero las otras piezas no se desgastarán tanto pues no existe freno motor.

 

Sí que hay piezas que requieren la misma revisión, como por ejemplo los neumáticos o el filtro del aire acondicionado. Sin embargo, el coche eléctrico carece de más filtros. No tiene de aceite, ni de aire, ni carburante por ejemplo.

 

La batería en los coches eléctricos

 

Llegamos al punto diferencial del mantenimiento de coches eléctricos vs coches de gasolina, la batería.

 

En los coches de gasolina puede suceder una avería y tener que asumir la reparación o sustitución de esta pieza imprescindible.

 

En los coches eléctricos, al cabo de 10 años aproximadamente, se debe afrontar el cambio de batería y el precio es notablemente superior al de un coche de gasolina.

 

Tanto es así, que algunos conductores lo consideran la desventaja más importante de los coches eléctricos, hasta el punto de que, en conclusión, hace que el mantenimiento del coche eléctrico salga a la larga más caro.