Descubre todas las noticias de la marca y el sector de la automoción

BLOG DE DACIA FINANCIACIÓN

¿Se puede vender un coche financiado?

19 Agosto, 2022

Una situación frecuente en la venta de un vehículo es que se quiera realizar antes de terminar la financiación. Te contamos las opciones disponibles en estos casos.
 
La venta de un coche financiado es posible, sin embargo tiene algunos condicionantes que pueden dificultar la operación o requerir algunas acciones adicionales.
 
El mayor problema que, lamentablemente, se da con bastante frecuencia, es el hecho de que la entidad financiera tenga como cláusula la reserva de dominio.
 
Mientras esta reserva de dominio esté activa, la entidad es propietaria del vehículo y, en estos casos, no es posible la venta del vehículo hasta que se salde la deuda.
 
Tampoco es un problema demasiado grande. Si saldamos la deuda y solicitamos la confirmación oficial de que se cancela la reserva del dominio, podremos vender el coche sin inconvenientes.
 
También puede darse el caso de que la reserva de dominio esté activa, aunque la financiación se haya saldado.
 
En estas situaciones debemos contactar con la entidad bancaria y proceder a los trámites correspondientes, para que nos envíen la cancelación oficial y poder cambiar las cargas de la propiedad en el Registro de Bienes Muebles.
 

Cómo proceder ante un coche financiado antes de la venta

 
Ahora bien, ¿qué sucede si el coche está financiado, sin reserva de dominio, pero queremos venderlo? Te proponemos 4 opciones que, según las posibilidades en cada caso, puedes escoger.
 

Vender el coche y mantener la deuda

 
Se puede vender un coche que esté financiado y mantener la deuda a tu nombre, si se trata de una financiación obtenida por un préstamo personal.
 
En este caso la operación de compraventa se realiza de forma normal, el comprador se convierte en el nuevo dueño del vehículo y tú puedes saldar la deuda conforme consideres más adecuado.
 

Vender el coche y la propia deuda

 
Cualquier añadido con respecto al vehículo bajará su valor de mercado y una deuda es algo a tener muy en cuenta, pero totalmente válido.
 
De esta forma puedes vender el coche y asociar a la venta la deuda, para que el comprador sea responsable de la misma.
 
En esta operación, lo más probable es que el importe final por el que vendas el coche sea menor, ya que se acumula el gasto derivado de la deuda, pero es interesante para aquellos casos en los que el objetivo sea quedarse sin cargas económicas.
 

Cancelar la deuda con la venta del coche

 
Una opción legal y que, de hecho, hacen muchos particulares, es solicitar dinero por adelantado.
 
Con esta liquidez, el propietario del coche puede proceder a cancelar la deuda que exista sobre el vehículo y luego cerrar la operación de compraventa.
 

Asumir la deuda y vender el coche

 
Se puede hacer el proceso completamente al revés, asumir la deuda existente, desvincular al coche de esa carga y proceder con la venta del mismo.
 
Para hacerlo correctamente, contando con el hecho de que no tengas suficiente liquidez, deberías solicitar un crédito bancario con el que saldar la deuda existente.
 
Volverás a tener una nueva deuda, pero estará completamente desvinculada del coche, por lo que podrás proceder a venderlo como consideres.